Transparencia por Colombia emitió comunicado de prensa aclaratorio sobre pronunciamiento.

Aclaración de inquietudes sobre la evaluación de las contralorías en el Índice de Transparencia de las Entidades Públicas.

Bogotá D.C. 02 de junio de 2015. Ante las inquietudes surgidas luego de la publicación de los resultados territoriales del Índice de Transparencia de las Entidades Públicas, y luego de conocer las declaraciones que realizó el Consejo Nacional de Contralores rechazando la metodología con que se realizó dicha evaluación, La Corporación Transparencia por Colombia aclara que:

  • El índice de Transparencia de las Entidades Públicas (ITEP) no señala de corrupto a ningún servidor de la entidad ni indica la ocurrencia de hechos de corrupción durante las vigencias evaluadas. El índice se encarga de medir el RIESGO DE CORRUPCIÓN ADMINISTRATIVA de cada entidad con base en diversas condiciones institucionales y prácticas en la gestión administrativa. La Corporación Transparencia por Colombia entiende por RIESGO DE CORRUPCIÓN ADMINISTRATIVA la existencia de condiciones institucionales y prácticas de las autoridades públicas que pueden favorecer la ocurrencia de hechos de corrupción.
  • El ITEP no desconoce el principio de veracidad de la libertad de información, pues la medición se basa en información oficial, obtenida directamente  de la entidad pública evaluada y de los órganos de regulación y control del Estado. Esta es sometida a un análisis documental del equipo de investigación ceñido a estrictos protocolos que guían la evaluación y disminuyen la posibilidad de acudir a criterios discrecionales y subjetivos para emitir un concepto favorable o no.
  • El ITEP no mide la gestión de la entidad, es decir, el nivel de cumplimiento de su encargo misional, sino la gestión administrativa, esto es, el conjunto de procesos y prácticas internas que permiten llevar a cabo dicha misión. En ese sentido, el objetivo del ITEP no es desdibujar la imagen institucional de la entidad, sino, por el contrario, llegar a ser un ejercicio propositivo desde la sociedad civil que pretende identificar alertas y espacios de flaqueza institucional que podrían dar espacio para que ocurran hechos de corrupción administrativa.
  • El ITEP es un ejercicio de control social que, al ser liderado por una organización no gubernamental, se estructura con una visión ciudadana, activa y profundamente interesada por lo público. Una premisa fundamental de trabajo radica en que el sitio web es la principal herramienta de la entidad para proporcionar información a la ciudadanía y los grupos de interés. Mecanismos como el Consolidador de Hacienda e Información Pública (CHIP) y el Sistema Nacional de Control Fiscal (SINACOF) representan ejercicios de rendición de cuentas institucional o a otras entidades del Estado y no a la ciudadanía, por lo cual, el acceso y lectura de la información es difícil, en cuanto, no es presentado en leguaje ciudadano.
  • De acuerdo con el ITEP, el mal manejo institucional del sitio web de la entidad y, sobre todo, la ausencia de prácticas de visibilización de procedimientos administrativos constituye un riesgo de corrupción asociado a la opacidad y la baja socialización permanente a la ciudadanía de las actuaciones administrativas. Desde nuestro enfoque, en ningún momento se ha indicado que esta situación represente un hecho palpable de corrupción.
  • El ÍTEP sí toma en cuenta los procesos e investigaciones contra funcionarios del nivel directivo y no directivo de las entidades evaluadas. El objetivo de la medición de esta variable es identificar hasta qué punto actúan eficazmente los mecanismos de control interno y externo en temas disciplinarios, fiscales y penales. La calificación que de allí deriva puede leerse en el reporte final de resultados – indicador control institucional.
  • El ITEP no denuncia hechos ilícitos – específicamente de corrupción -. Como se mencionó, el ejercicio evalúa la gestión administrativa de las entidades,  no a  funcionarios, ni pretende  vulnerar el buen nombre y honra del jefe ni del talento humano de la entidad, dado que el objeto de evaluación es la entidad como unidad y no las decisiones individuales de quien la dirige o quienes trabajan para ella.
  • La Corporación Transparencia por Colombia, como movimiento de ciudadanos que trabaja por el fortalecimiento de la democracia, observa con preocupación las diferentes manifestaciones de rechazo al ITEP como ejercicio de control social a las contralorías territoriales sobre la base del erróneo argumento que le atribuye exclusivamente las funciones de control de estos entes a la Auditoría General de la República, máxime cuando el control social constituye un derecho y deber constitucional.
  • Por esta razón, la Corporación se permite agregar que el próximo 18 de junio se presentarán los resultados de la medición del Índice de Transparencia Nacional (ITN), correspondiente a entidades de las tres ramas del poder público y de los órganos de control.
(+57 5) 4211157 - (+57 5) 4310201 - (+57 5) 4210744 despacho@contraloriadelmagdalena.gov.co