Contraloría del Magdalena realizó auditoría en hospital de Pivijay

Publicado por: admincgm

08/09/2021

*El Ente de control invita a emprender acciones para que entre en funcionamiento la sala de UCI. * La no puesta en funcionamiento podrá ser causal de sanciones fiscales

En proceso de auditoría la Contraloría general del Magdalena detectó nueve hallazgos administrativos, de los cuales cuatro tienen incidencia fiscal en la E.S.E. Hospital Santander Herrera, del municipio de Pivijay, con un presunto detrimento patrimonial por el orden de $233.691.272 millones de pesos.
Tales hallazgos se relacionan con la celebración de los contratos números 1802 y 1986 del 2020 que tienen que ver con la compra de cartillas para colorear y crayolas gruesas para realizar el proceso de formación frente al conocimiento y la realización de acciones que permitan prevenir las enfermedades de trasmisión vectorial ETV tales como el dengue, la fiebre chikunguña entre otras.

También se encontró un presunto daño fiscal por el pago de un fallo judicial que tuvo su origen en la orden judicial No.47-001-3333-0007-2013-00009-00 del Juzgado séptimo Administrativo del Circuito de Santa Marta, que determinó la nulidad de la resolución 024 del 2012 y se declaró la inexistencia de unos contratos de prestación de servicios, en consecuencia se le condenó a centro asistencial al pago de la suma de 124.356.772 millones de pesos. Por lo tanto corresponde al representante legal del sujeto de control auditado iniciar la respectiva acción de repetición contra los ex servidores públicos de la época para obtener el resarcimiento del aludido detrimento.

60 dias para que funcione la UCI

La Contraloría general del Magdalena igualmente conminó mediante una acción de mejora a la Gobernación del Magdalena, Secretaría de Salud departamental y a la E.S.E. Hospital Santander Herrera, a ejecutar un plan de mejora que tenga como finalidad poner en funcionamiento la UCI intermedia de la E.S.E., la cual fue terminada en el mes de diciembre pasado y hasta el momento no se encuentra en funcionamiento, afectando también a los habitantes de los municipios de Remolino, El Piñón, Cerro de San Antonio y Salamina.
Como se recordará, la gobernación del Magdalena, a través de la Secretaria Seccional de Salud, presentó plan de acción ante el Ministerio de Salud y Protección Social para la expansión de la prestación de servicios de salud durante las fases de la pandemia por SARS-CoV-2, el cual recibió la debida aprobación por parte de este ente ministerial. En el plan de acción, se aprobó la expansión de la capacidad instalada de la ESE Hospital Santander Herrera de Pivijay en 16 camas de Unidad de Cuidados intermedios que forman parte del proyecto de reconversión a camas de cuidados intermedios, el cual tuvo un costo de 681.847.654 millones de pesos.

El Contralor general del departamento del Magdalena, Carlos Eduardo Cabas Rodgers resaltó “la importancia de poner en funcionamiento de la Unidad intermedia de cuidados intensivos la cual corresponde señalar quedo muy bien ejecutada pero que urge su oiesys en marcha. Y así mismo que muy a pesar de algunas inconsistencia encontradas no se vislumbraron irregularidades con connotación disciplinaria o penal “

Otras publicaciones…